top of page

Personas Porcinas: Capítulo 4

Aggiornamento: 11 dic 2020




Luces. Cámara. Acción.

  • ¡Hola a todos, y bienvenidos de vuelta! Hoy les voy a enseñar mi receta personal infalible para cocinar la mejor cena de Emancipación que hayan probado en sus vidas.

Vítores energéticos de parte de la audiencia.

  • Antes de empezar, lo primero que necesitamos es, por supuesto, carne de calidad. Es tradición para la cena de emancipación usar un macho que no ha sido castrado. La carne es un poco más dura que la carne de lechón que por lo general preferimos, pero con un poco de técnica y el adobo correcto la vamos a dejar tierna y de re-chupete. La testosterona en los testículos se libera al momento del sacrificio endureciendo los músculos, pero dándoles también ese particular sabor descrito por los primeros Puercos Emancipados. Ahora, aunque no es tradicional, a mi me gusta rostizar también una hembra y servirla al lado del macho. No solo hace para una mesa más bonita, sino que los cuerpos de las hembras tienen un porcentaje de grasa mayor que podemos utilizar para hacer una deleitable salsa con la cual después bañaremos todo nuestro asado. Es importante planear la cena de Emancipación con tiempo, cocinar dos humanos enteros les va a tomar al menos 48 horas, dependiendo del tamaño y de la potencia de su horno.

Gruñidos de aprobación por parte del público.

  • ¡Perfecto! ¿Están listos?

Respuesta entusiasta.

El Chef tomó la proteína y la examinó.

  • Si su horno es muy pequeño, aquí les traigo un buen truco para poder cocinar el humano entero sobre el hueso, y no sacrificar ni una onza de sabor.

El descomunal y formidable Chef Porcino puso el codo en la región lumbar del humano macho, ya descabezado y destripado, y apoyando sobre él todo su peso rompió en dos la columna vertebral, doblando el cuerpo sobre sí mismo.

Con un gruñido de satisfacción el Chef miró su obra.

  • ¡Ah! Algo muy importante. Les recomiendo comprar sus proteínas ya sin cabeza, pero para aquellos que la tienen y no la quieren desperdiciar, les recomiendo usarla para hacer un caldo de humano que luego pueden añadir a cualquier confección para darle ese toque extra de sabor. Ahora, sin más, ¡A cocinar! Y para todos desde ahora, una feliz y porcina fiesta de Emancipación.

Corte.





17 visualizzazioni0 commenti

Post recenti

Mostra tutti
Post: Blog2_Post
bottom of page